Pre-diabetes PRE.jpg

Antes de que una persona manifieste diabetes tipo 2, casi siempre tiene “pre-diabetes”, es decir, niveles de glucosa en la sangre mayores que los normales pero no lo suficientemente altos como para diagnosticar diabetes. En los Estados Unidos, hay 41 millones de personas entre 40 y 74 años de edad que tienen prediabetes. Recientes investigaciones demuestran que algunos daños producidos al cuerpo a largo plazo, particularmente al corazón y al sistema circulatorio, se producen tal vez durante la pre-diabetes.

Las investigaciones también han demostrado que si se toman medidas para controlar el nivel de glucosa en la sangre cuando se tiene prediabetes, es posible que se retrase o prevenga para siempre la aparición de la diabetes tipo 2. La Asociación Americana de la Diabetes, junto con el Instituto Nacional de la Diabetes y Enfermedades del Aparato Digestivo y Renal (National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, NIDDK), publicó una Declaración de Posición sobre la prevención o retraso de la diabetes tipo 2, con el fin de ayudar a los profesionales de la salud en el tratamiento de sus pacientes con prediabetes.

Usted puede hacer mucho para conocer los riesgos que corre de sufrir pre-diabetes y actuar para prevenir la diabetes si usted tiene pre-diabetes o está en riesgo de padecerla. La Asociación Americana de la Diabetes tiene mucha información disponible para las personas con diabetes. Las personas con pre-diabetes pueden beneficiarse de la lectura de gran parte de las mismas recomendaciones relacionadas con la buena nutrición y la actividad física. Los enlaces de esta página proporcionan información básica para lograr un manejo exitoso de la pre-diabetes.

Preguntas frecuentes sobre la pre-diabetes

v P: ¿Qué es la pre-diabetes y en qué se diferencia de la diabetes?

R: La pre-diabetes es un estado que se produce cuando los niveles de glucosa en la sangre de una persona están más altos que lo normal pero no lo suficientemente altos como para diagnosticar diabetes. Alrededor del 11 por ciento de las personas con pre-diabetes del grupo estándar o de control del Programa para la Prevención de la Diabetes, manifestaron diabetes tipo 2 cada año. Esto en el transcurso de los 3 años promedio de seguimiento. Otros estudios muestran que la mayoría de las personas con prediabetes manifestaron diabetes tipo 2 después de 10 años.

v P: ¿Es lo mismo la pre-diabetes que la tolerancia anormal a la glucosa o a la alteración de la glucosa en ayunas?

R: Sí. En algunas ocasiones, los médicos se refieren a ese estado de niveles elevados de glucosa en la sangre como tolerancia anormal a la glucosa o alteración de la glucosa en ayunas (Impaired Glucose Tolerance, IGT o Impaired Fasting Glucose, IFG), lo cual depende de la prueba que se haya utilizado para detectarla.

v P: ¿Por qué necesitamos darle un nombre nuevo? ¿Ha cambiado la dolencia?

R: La dolencia no ha cambiado, pero sí lo que sabemos de ella. Nombramos de manera diferente a la tolerancia anormal a la glucosa (Impaired Glucose Tolerance, IGT) o alteración de la glucosa en ayunas (Impaired Fasting Glucose, IFG) por diversas razones. Pre-diabetes es un término más claro para explicar lo que significa tener niveles de glucosa en la sangre más altos que los normales. Significa que es probable que presente diabetes y que, posiblemente, ya esté experimentando los efectos adversos que provoca esa grave enfermedad. Las personas con prediabetes corren mayores riesgos de sufrir enfermedades cardiovasculares. Las personas con prediabetes tienen 1.5 veces más riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares en comparación con las personas con un nivel normal de glucosa en la sangre. Las personas con diabetes tienen de 2 a 4 veces más riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Ahora sabemos que las personas con pre-diabetes pueden retrasar o prevenir la aparición de la diabetes tipo 2 a través de cambios en el estilo de vida.

v P: ¿Cómo sé que tengo pre-diabetes?

R: Para detectar la pre-diabetes, los médicos pueden utilizar tanto la prueba de glucosa en el plasma en ayunas (Fasting Plasma Glucose, FPG) como la prueba oral de tolerancia a la glucosa (Oral Glucose Tolerance Test, OGTT). Para someterse a ambas, la persona debe estar en ayunas de la noche a la mañana. En la prueba FPG, se mide la glucosa en la sangre a primera hora de la mañana, sin que haya consumido alimentos. En la prueba OGTT, se mide la glucosa en la sangre de la persona después del ayuno y, nuevamente, dos horas después de ingerir una bebida rica en glucosa.

v P: ¿Cómo distingue la prueba FPG la diabetes y la pre-diabetes?

R: El nivel normal de glucosa en ayunas es menor a 100 mg/dL. La persona con prediabetes tiene un nivel de glucosa en la sangre en ayunas de entre 100 y 125 mg/dL. Si el nivel de glucosa en la sangre aumenta a 126 mg/dL o más, esa persona ha adquirido diabetes.

v P: ¿Cómo distingue la prueba OGTT la diabetes y la pre-diabetes?

R: En la prueba OGTT, se mide el nivel de glucosa en la sangre después del ayuno y dos horas después de ingerir una bebida rica en glucosa. El nivel normal de glucosa en ayunas es menor a 140 mg/dl dos horas después de haber ingerido la bebida. En el caso de pre-diabetes, el nivel de glucosa en la sangre a las dos horas es de 140 a 199 mg/dL. Si el nivel de glucosa en la sangre, después de las dos horas, aumenta a 200 mg/dL o más, esa persona ha adquirido diabetes.

v P: ¿Por qué debo saber si tengo pre-diabetes?

R: Si usted tiene pre-diabetes, puede y debe hacer algo al respecto. Algunos estudios han demostrado que las personas con pre-diabetes pueden prevenir o retrasar la evolución de la diabetes tipo 2 hasta en un 58 por ciento, ya sea a través de cambios en el estilo de vida que incluyen bajar de peso y realizar ejercicio físico de forma habitual. Los especialistas recomiendan que las personas con pre-diabetes reduzcan su peso de un 5-10 por ciento y realicen alguna clase de actividad física moderada durante 30 minutos diariamente. En el caso de algunas personas con pre-diabetes, la intervención temprana puede, en realidad, retroceder el tiempo y hacer que los niveles elevados de glucosa en la sangre se mantengan dentro de los parámetros normales.

v P: ¿Cuál es el tratamiento para la pre-diabetes?

R: El tratamiento consiste en bajar una cantidad moderada de peso (5-10 por ciento del peso total) mediante una dieta y ejercicio moderado, por ejemplo, caminar 30 minutos por día, cinco días a la semana. No se preocupe si no puede llegar a su peso ideal. Bajar de 10 a 15 libras (4/6 kilos) puede representar una diferencia importante. Si usted tiene pre-diabetes, el riesgo de tener un ataque cardíaco o un derrame cerebral es del 50 por ciento. Por lo tanto, es probable que su médico le indique someterse a un tratamiento o recibir orientación sobre los factores de riesgo cardiovascular; por ejemplo, el consumo de tabaco, la presión arterial elevada y el colesterol alto.

v P: ¿Quién debe realizarse la prueba para detectar la pre-diabetes?

R: Si usted tiene sobrepeso y 45 años o más, debería realizarse la prueba de detección de prediabetes cuando realice el próximo control médico. Si tiene un peso normal y tiene más de 45 años, debería consultar a su médico sobre realizarse la prueba. En el caso de adultos menores de 45 años y con sobrepeso, es posible que el médico recomiende realizar la prueba si el paciente presenta otros factores de riesgo relacionados con la diabetes o pre-diabetes. Entre ellos, se incluyen: presión arterial elevada, nivel bajo de colesterol HDL y nivel alto de triglicéridos, antecedentes familiares de diabetes, antecedentes de diabetes gestacional (durante el embarazo) o de dar a luz a un bebé de más de 9 libras (4 kilos).

v P: ¿Con qué frecuencia debo realizarme las pruebas?

R: Si sus niveles de glucosa en la sangre se encuentran dentro de los parámetros normales, lo ideal es realizarse la prueba cada tres años. Si usted tiene pre-diabetes, debe realizarse la prueba para detectar diabetes tipo 2 cada 1 o 2 años después del diagnóstico de la enfermedad.

v P: ¿Podría tener pre-diabetes y no saberlo?

R: Totalmente. En general, las personas con prediabetes no presentan síntomas. De hecho, millones de personas tienen diabetes y no lo saben porque los síntomas evolucionan poco a poco y las personas no los reconocen. Algunas personas ni siquiera presentan síntomas. Los síntomas de la diabetes comprenden una sed inusual, deseo frecuente de orinar, visión borrosa o la sensación de estar cansado casi todo el tiempo sin una razón aparente.

(Tomado de: American Diabetes Association, http://www.diabetes.org/)


Subscribirse a nuestro boletín electrónico Plantago

* Campos obligatorios