TEMAS:

HIPERPROLACTINEMIA

TRASTORNOS MENSTRUALES

AMENORREA (AUSENCIA DE SANGRADO)

DISMENORREA (MENSTRUACIÓN DOLOROSA)

SÍNDROME PREMENSTRUAL


LA HIPERPROLACTINEMIA – UN PROBLEMA QUE AFECTA EN EL CICLO MENSTRUAL Y LA FERTILIDAD

 

¿Qué es la hiperprolactinemia?

La hiperprolactinemia es un trastorno que se caracteriza por un aumento en los niveles normales de prolactina (PRL), hormona sexual que cumple un rol fundamental durante la lactancia materna.

1084684385.jpg

¿Qué es la prolactina?

La prolactina es una hormona que junto a otras hormonas sexuales, interviene en el ciclo ovulatorio, estimula el desarrollo y crecimiento de las glándulas mamarias durante el embarazo y luego del parto para el mantenimiento de la lactancia materna.

¿La hiperprolactinemia puede causar problemas en la fertilidad?

En una mujer que busca un embarazo los niveles elevados de prolactina están asociados a trastornos en el ciclo menstrual, amenorrea y a galactorrea, por lo que puede causar problemas en la fertilidad.

¿Por qué se produce?

Factores fisiológicos

El embarazo, la lactancia, la manipulación de las mamas y el ejercicio pueden ser causa de hiperprolactinemia pero en estos casos se puede decir que es una hiperprolactinemia de origen natural ya que está asociada a situaciones normales.

Factores patológicos

Los tumores hipofisiarios o prolactinomas, son tumores benignos de la glándula hipófisis o pituitaria, divididos de acuerdo a su tamaño en microadenomas y macroadenomas, que producen hiperprolactinemia. También otros trastornos tiroideos como el hipotiroidismo pueden producir niveles altos de prolactina.

Factores medicamentosos

Otros factores asociados a hiperprolactinemia son los tratamientos con algunos medicamentos tranquilizantes, estrógenos, antidepresivos, metoclopramida (antiemetico), sulpirida (regulador neurovegetativo) y algunos antihipertensivos entre otros.

Factores psicológicos

El estrés elevado puede ser una causa frecuente de hiperprolactinemia.

Factores funcionales

Todos los estudios son normales, salvo aumento en la prolactina sanguínea. Estos son los casos de hiperprolactinemias idiopáticas (sin causa aparente).

¿Cuáles son los síntomas?

Los trastornos menstruales y la galactorrea (secreción de leche materna que no se asocia a la lactancia) son los síntomas más importantes para sospechar una hiperprolactinemia desde el punto de vista clínico. También la cefalea es otro síntoma común, caracterizado por dolores de cabeza penetrantes, de tipo frontal y debajo de los ojos, es más frecuente cuando la causa de la hiperprolactinemia es un prolactinoma. Otros síntomas para sospechar de hiperprolactinemia son los abortos recurrentes antes de las 12 semanas de gestación, la disminución de la libido o frigidez y los trastornos en el campo visual, estos últimos también asociados a adenomas hipofisiarios.

Trastornos menstruales

Alteraciones en la frecuencia

a. Amenorrea: ausencia de 2 o más ciclos menstruales consecutivos.
b. Proiomenorrea: ciclos de menos de 25 días o adelanto de más de 5 días en la aparición del sangrado menstrual.

c. Opsomenorrea: ciclos de más de 35 días o retraso de más de 5 días en el inicio de la menstruación.

 

Alteraciones en la duración

a. Polimenorrea: sangrado menstrual de más de 8 días de duración.
b. Oligomenorrea: sangrado menstrual menor de 3 días de duración.

Alteraciones en la cantidad

a. Hipermenorrea: aumento considerable en la cantidad del sangrado menstrual habitual.
b. Hipomenorrea: disminución marcada en la cantidad habitual del sangrado menstrual.

Alteraciones en el ritmo de eliminación

a. Reglas que se inician intensas se presentan en las lesiones que sangran por sí mismas y que habitualmente se originan en la cavidad uterina.
b. Nictomenorrea: la menstruación con predominio nocturno, se ha considerado como síntoma de cáncer endometrial. Se presenta a veces en pacientes vagotónicas.
c. Reglas interrumpidas por períodos de uno o varios días. El tipo más frecuente consiste en una menstruación que después de 3 a 5 días cesa durante 24 a 72 horas para reaparecer después, generalmente escasa, durante uno o dos días más. Obedece habitualmente a una causa endocrina pero también puede ser consecuencia de una lesión inflamatoria.

 

Sangrado entre menstruaciones – posibles causas:

-          Alteración hormonal del eje hipotálamo hipofisario (80% de los casos)

-          Endometriosis, hiperplasia (aumento) o atrofia (disminución) endometrial

-          Miomas o Fibromas, pólipos cervicales o endometriales

-          Cervicitis y endometritis (inflamaciones de cérvix o endometrio)

-          Traumatismos y cuerpos extraños (por ejemplo dispositivo intrauterino DIU)

-          Enfermedades sistémicas: por ej. Disfunción tiroidea, leucemia, insuficiencia renal o hepática

-          Congénito (trastornos en la anatomía de útero/vagina)

-          Uso de medicamentos que provocan o aumentan el sangrado: aspirina, dicumarínicos, heparina

Mioma: tumor benigno y no canceroso que crece en el tejido muscular del útero o miometrio. Sólo un 0,5% de los miomas se convierten en tumores malignos (sarcomas). Se estima que aproximadamente una de cada cuatro a cinco mujeres de más de 35 años de edad padecen de este tipo de tumor.

Fibroma: igualmente un tumor benigno, en otro tipo de tejido

Endometriosis: Es una afección en la cual el tejido, que normalmente recubre el útero (el endometrio), crece en otras áreas del cuerpo, causando dolor, sangrado irregular y posiblemente infertilidad. Normalmente durante la menstruación se eliminan las células endometriales, pero en algunos casos se implantan (pegan) y crecen en otras áreas del cuerpo. Por lo general, el crecimiento del tejido (implante) ocurre en el área pélvica, fuera del útero, en los ovarios, el intestino, el recto, la vejiga y el delicado revestimiento de la pelvis; aunque los implantes también puede presentarse en otras áreas del cuerpo. Los implantes algunas veces sangran un poco, pero sanan y son estimuladas de nuevo durante el siguiente ciclo. Si es un proceso continuo, lleva a síntomas de endometriosis (dolor) y puede causar cicatrizaciones y adherencias en las trompas, los ovarios y las estructuras circundantes en la pelvis.

 LA AMENORREA

¿Qué es la amenorrea?

La amenorrea es un trastorno menstrual caracterizado por la ausencia de los períodos menstruales durante más de tres ciclos mensuales. La amenorrea puede clasificarse como primaria o secundaria.

  • amenorrea primaria - ausencia de menstruación durante toda la vida; la menstruación no se presenta durante la pubertad.

  • amenorrea secundaria - se debe a alguna causa física y usualmente de inicio tardío. Es un trastorno en el cual los períodos menstruales que en un momento fueron normales y regulares se vuelven cada vez más anormales e irregulares o desaparecen.

¿Cuáles son las causas de la amenorrea?

  • embarazo
    Las mujeres no ovulan cuando están embarazadas, por lo tanto, la menstruación cesa transitoriamente.

  • anomalías en la ovulación
    Generalmente las anomalías en la ovulación son la causa de los períodos menstruales muy irregulares o de aquellos que no se presentan.

  • hiperprolactinemia

  • defectos congénitos, anomalías anatómicas u otros cuadros clínicos
    Si en una adolescente la menstruación no se presenta alrededor de los 16 años de edad, se puede sospechar de la existencia de un defecto congénito, una anomalía anatómica u otro cuadro clínico.

  • trastornos en la alimentación
    Las mujeres con anorexia nerviosa (o simplemente anorexia) y, o bulimia nerviosa (o simplemente bulimia), a menudo experimentan amenorrea como consecuencia de mantener un peso que sería demasiado bajo para sustentar un embarazo. Como resultado, y en forma de protección para el cuerpo, el aparato reproductor se "cierra" dado que está gravemente desnutrido.

  • exceso de ejercicio o ejercicio extenuante
    Muchas atletas jóvenes en entrenamiento experimentan la ausencia de los ciclos menstruales debido a un bajo contenido de grasa en el cuerpo. 

  • trastorno de la glándula tiroidea
    En muchos casos, una glándula tiroidea hipofuncionante (trastorno llamado hipotiroidismo en el cual la glándula tiroidea produce cantidades insuficientes de la hormona tiroidea) o una glándula tiroidea hiperfuncionante (trastorno llamado hipertiroidismo en el cual la glándula tiroidea secreta demasiada hormona tiroidea, dando como resultado hiperactividad en el metabolismo del cuerpo y demasiada hormona tiroidea en el torrente sanguíneo) es responsable de la ausencia de los ciclos menstruales. 

  • obesidad
    Las mujeres obesas experimentan amenorrea con frecuencia, debido a que el exceso de adipositos interfiere en el proceso de ovulación.

En la mayoría de los casos, los médicos inducirán la menstruación a las mujeres que no están embarazadas y que no han tenido dos o más períodos menstruales consecutivamente, debido al peligro que representa para el útero no expulsar los óvulos que no han sido fertilizados, así como el revestimiento del endometrio. Sin esta expulsión mensual, el riesgo de cáncer uterino aumenta.

LA DISMENORREA

¿Qué es la dismenorrea?

La dismenorrea es un trastorno menstrual caracterizado por dolores severos y frecuentes asociados con la menstruación. La dismenorrea puede clasificarse como primaria o secundaria.

  • dismenorrea primaria - se presenta desde el comienzo y suele durar toda la vida; dolores menstruales severos y frecuentes provocados por contracciones uterinas severas y anormales.

  • dismenorrea secundaria - se presenta a raíz de alguna causa física y suele iniciarse más tardíamente; períodos menstruales dolorosos provocados por otra patología clínica (por ejemplo, enfermedad pélvica inflamatoria, endometriosis).

¿Cuáles son las causas de la dismenorrea?

La causa de la dismenorrea depende de si el trastorno es primario o secundario. En general, las mujeres con dismenorrea primaria experimentan contracciones uterinas anormales como resultado de un desequilibrio químico en el cuerpo (particularmente la prostaglandina y el ácido araquidónico - ambas sustancias químicas controlan la contracción del útero). La dismenorrea secundaria es causada por otros trastornos clínicos. El más frecuente es la endometriosis (un trastorno en el cual un tejido similar al del endometrio se implanta fuera del útero, generalmente en otros órganos genitales dentro de la pelvis o en la cavidad abdominal, provocando frecuentemente sangrado interno, infección y dolor pélvico). Otras posibles causas de la dismenorrea secundaria incluyen la enfermedad inflamatoria pélvica, los fibromas uterinos, las infecciones, los tumores o los pólipos en la cavidad pélvica.

¿Quiénes corren riesgo de sufrir dismenorrea?

Si bien todas las mujeres corren el riesgo de sufrir dismenorrea, las siguientes mujeres son más propensas a padecer este trastorno:

  • mujeres que fuman

  • mujeres que beben alcohol durante el período menstrual (el alcohol tiende a prolongar el dolor menstrual)

  • mujeres con sobrepeso

  • mujeres que comenzaron a menstruar antes de los 11 años de edad

 

EL SÍNDROME PREMENSTRUAL

¿Qué es el Síndrome Premenstrual?   

Se refiere a un amplio rango de síntomas emocionales o físicos que típicamente se presentan más o menos de 5 a 11 días antes de que una mujer comience su ciclo menstrual mensual. Los síntomas generalmente desaparecen cuando la menstruación comienza o poco después.

No se ha identificado una causa exacta del síndrome premenstrual; sin embargo, puede estar relacionado con factores sociales, culturales, biológicos y psicológicos.

Se estima que el síndrome premenstrual afecta hasta el 75% de las mujeres durante sus años fértiles.

Es más frecuente en mujeres:

  • Entre finales de la década de los 20 y principios de la de los 40

  • Que tengan al menos un hijo

  • Con antecedentes familiares de depresión grave

  • Con antecedentes de depresión puerperal o un trastorno anímico afectivo

Los síntomas típicamente empeoran a finales de los 30 y 40 años a medida que la mujer se aproxima al período de transición a la menopausia.

Hasta el 50 a 60% de las mujeres que sufren síndrome premenstrual severo tienen un trastorno psiquiátrico subyacente (trastorno disfórico premenstrual).


-

Síntomas psicológicos


  • irritabilidad
  • nerviosismo
  • falta de control
  • agitación
  • enojo
  • insomnio
  • dificultad para concentrarse
  • letargo
  • depresión
  • fatiga considerable
  • ansiedad
  • confusión
  • mala memoria
  • disminución de la autoestima
  • paranoia
  • hipersensibilidad emocional
  • episodios de llanto
  • mal humor
  • alteraciones del sueño



Retención de líquido


  • edema (hinchazón de los tobillos, las manos y los pies)
  • aumento periódico de peso
  • oliguria (disminución de la cantidad de orina)
  • inflamación y dolor de los senos


Problemas respiratorios


  • alergias
  • infecciones




















Síntomas gastrointestinales


  • cólicos abdominales
  • distensión gaseosa
  • constipación
  • náuseas
  • vómitos
  • pesadez o presión en la pelvis
  • dolor de espalda


Problemas cutáneos

  • acné
  • neurodermatitis (inflamación de la piel con comezón)
  • empeoramiento de otros trastornos cutáneos, incluido el herpes labial


Síntomas neurológicos y vasculares



  • dolor de cabeza
  • vértigo
  • síncope (desmayo)
  • entumecimiento, sensación de punzadas, hormigueo o aumento de la sensibilidad de brazos y, o piernas
  • moretones
  • palpitaciones
  • espasmos musculares


                Otros


  • disminución de la coordinación
  • menstruación dolorosa
  • disminución de la libido (deseo sexual)
  • cambios en el apetito
  • antojos de comidas
  • sofoco

   Molestias en los ojos


  • alteraciones de la visión
  • conjuntivitis














Causas:


El síndrome premenstrual parece estar relacionado con la fluctuación en los niveles de estrógeno y progesterona del organismo y no implica necesariamente una deficiencia en el funcionamiento de los ovarios. A continuación se enumeran algunos de los factores que se han sugerido como posibles causas del PMS:

  • desequilibrio estrógeno-progesterona
  • hiperprolactinemia (secreción excesiva de prolactina, la hormona que estimula el desarrollo de los senos)
  • exceso de aldosterona (su sigla en inglés es ADH, la hormona cuya función es regular el metabolismo del sodio, el cloruro y el potasio)
  • cambios en el metabolismo de los hidratos de carbono
  • retención de sodio y agua en los riñones
  • hipoglicemia (bajo nivel de glucosa en sangre)
  • alergia a la progesterona
  • factores psicogénicos

.


Subscribirse a nuestro boletín electrónico Plantago

* Campos obligatorios