NERVÉN - INFORMACIÓN MÉDICA

INFORMACION_MEDICA.png



Se ha comprobado que por un lado la administración de extractos de valeriana y de passiflora provoca efectos inhibitorios en los impulsos que llegan al área del hipocampo. Por otro lado, se evidencia una gran afinidad por los receptores GABA-A.

Diferentes estudios bioquímicos han documentado que el ácido valerénico en la valeriana inhibe el sistema enzimático responsable del catabolismo central del GABA. El incremento de éste se asocia a una disminución de la actividad del SNC.

Los extractos de valeriana contienen altas concentraciones de glutamina, sustancia que es capaz de pasar la barrera de la sangre al cerebro, donde es absorbida por las terminaciones de nervios y luego trasformada en GABA.

 Como sedante, la valeriana y la passiflora ejercen un efecto en cuanto a potencia farmacológica algo menor respecto a las benzodiacepinas; disminuyen el tiempo requerido para conciliar el sueño, se observa menor cantidad de movimientos durante el sueño. La administración de valeriana y passiflora incrementa el sueño de onda baja en pacientes con bajos valores de línea básica, sin alterar el sueño REM. Su uso no provoca el clásico “hangover” (embotamiento) matinal tras el despertar, como los aportados por otros psicofármacos.

 Ambos extractos ejercen un efecto ansiolítico, importante en el tratamiento de la ansiedad, los temores y la inquietud.

Los extractos de valeriana y passiflora muestran actividad miorrelajatoria, por tanto puede usarse NERVÉN en dolores musculares, de cuello y espalda, sobre todo cuando éstos son originados por tensión nerviosa y estrés.

 

Los extractos totales de la raíz de valeriana han demostrado reducir el estrés provocado en automovilistas que conducían sus vehículos en las horas pico rumbo a sus trabajos, como así también las úlceras por estrés de empleados de oficina sujetos a excesos de tareas.



Suscríbete a nuestro boletín