DOLOR DE ESPALDA....CAUSAS Y EJERCICIOS PARA PREVENIRLOS

El dolor de espalda es un mal de que una gran mayoría de la población padece. Sus causas son variadas, y es importante saber de que problema se origina para tratarlo adecuadamente. En este artículo se presentan las causas más frecuentes y se dan sugerencias para prevenirlo.
ESPALDA.jpg

CAUSAS:

La razón más frecuente de un dolor de espalda es una mala postura, sobre todo de los hombros, al estar sentado pero también al estar parado y caminar. Importante es la forma de levantar objetos pesados; un mal movimiento puede causar dolores fuertes y prolongados. También influye una protusión abdominal como la presentan personas con la llamada “panza de cerveza” (que sobre todo en el sexo masculino se observa, aunque la persona no tome cerveza) o las mujeres embarazadas.
dolor_de_espalda.jpg
Muchas personas tienen una discrepancia en la longitud de las piernas. Esta se origina en problemas anatómicos por fracturas o lesiones, a veces sufridas a temprana edad y sin darle mayor importancia, o en una torsión de la pelvis que puede haber sido ocasionado por una mala postura (en este caso la discrepancia es sólo aparente y con métodos adecuados como la quiropraxia puede corregirse).

El estrés mental o físico juega un papel importante en el dolor de espalda, incluyendo el cuello y los hombros. Personas predispuestas sentirán molestias cada vez que se encuentran en una situación respectiva. Ciertos deportes como el tenis o el trotar sobre asfalto, entre otros, pueden causar problemas en personas con una debilidad en esta zona.

Sin embargo, el dolor de espalda puede ser también la manifestación de un problema en otros órganos, como son los cálculos biliares o renales, infecciones, tumores uterinos, quistes ováricos o la dismenorrea (molestias asociadas a la menstruación). Esto se debe a que los nervios que comunican estos órganos con el cerebro, pasan por la columna. En estos casos, hay que tratar el problema de fondo.

Los fumadores son predispuestos a padecer de dolor de espalda por la destrucción de vitamina C.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN:

prevencion.jpg
En primer lugar hay que corregir la postura, sobre todo de los hombros. Al caminar, debe evitarse la tensión en los músculos de los brazos, las piernas, el cuello y la espalda.
Es recomendable cambiar la forma de levantar objetos pesados, de tal manera que la fuerza no se ejerza con la espalda sino con las piernas, doblando y estrechando las rodillas con la espalda recta. Los zapatos juegan un papel muy importante; tienen que ser cómodos y con una suela flexible y no muy delgada.
La posición al dormir debe ser lo más recta posible. Si se usa almohada, ésta debe ser delgada y colocada debajo de cuello y cabeza, no levantando los hombros. El colchón debe facilitar una posición saludable y una distribución equilibrada del peso corporal.
Mucho ayudan los ejercicios aeróbicos, de estiramiento, abdominales y la natación. Cualquier ejercicio hay que realizarlo con prudencia, dándole al cuerpo un tiempo de calentamiento, no entrar de una sola vez a ejercicios violentos, y alternar los ejercicios con fases de relajación. No es necesario ni recomendable realizar los ejercicios a gran velocidad. Para el bienestar de la espalda, un ejercicio es más efectivo por más despacio se desarrolle.

EJERCICIOS SENCILLOS PARA PREVENIR Y TRATAR EL DOLOR DE ESPALDA:

Muchas veces el dolor se origina por tensión en el músculo recto-femoral (de la cadera hacia las piernas). Cuando los músculos de las piernas están tensos, el cuerpo trata de compensarlo por medio de una inclinación pélvica hacia adelante. Esta situación puede provocar una curvatura lumbar excesiva, fenómeno que popularmente se conoce con el nombre “espalda hundida”. Los siguientes ejercicios sencillos pero muy efectivos son de estiramiento y relajación de los músculos afectados.

-1. Se coloca una rodilla en el asiento de una silla, con la mano del lado opuesto se detiene el respaldo. Luego se jala con la mano del mismo lado de la pierna doblada el talón hacia los glúteos. Este ejercicio se repite varias veces, permaneciendo un rato en esta posición y luego relajando la pierna. ejercicios_de_sillas.jpg

-2. Se sienta con la espalda recta en una silla, después se agacha, siempre sentado, con la espalda curvada y los brazos colgando hacia abajo y permanece así unos segundos. SENTADA.jpg

3. “Gato / vaca”: Se coloca en el suelo sobre manos y rodillas, y alternadamente dejando caer la espalda
(espalda hundida = vaca) y luego arqueándola como un gato
.
yoga-ejercicios-postura-del-gato.png

4. En posición acostada, boca para arriba y sin almohada,
se lleva la rodilla hacia el brazo del lado opuesto y se permanece así un minuto.
En este ejercicio debe moverse solamente la parte inferior del cuerpo.
Los hombros y la cabeza permanecen inmóviles,. Luego se repite el ejercicio
con la otra rodilla.
octava.jpg

5. Se realizan movimientos circulares de las caderas primero
en una dirección y luego en la otra.
Luego se mueve de la misma forma la cabeza, tocando en el paso
los hombros con las orejas, no hay que levantar los hombros.
rotacion_de_cuello.png
6. Pacientes de movilidad limitada o con dolores fuertes de
la espalda, se colocan en posición acostada, con una almohada
debajo de las rodillas (pero no debajo de la cabeza), luego
empujan alternadamente con un pie y después con el
otro, sin tocar con los pies el respaldo de la cama
dolor.jpg

Suscríbete a nuestro boletín